Festival de los faroles chinos

Los espectáculos de faroles tienen una larga tradición en China. El Festival de Faroles Chinos o Festival de las Linternas es precisamente una de sus grandes fiestas que se celebra en el momento de la culminación del Año Nuevo Chino. El Festival de la linterna es también llamado Festival Yuanxiao, o Yuan Xiao Jie (元宵節 Yuan Xiao jié), donde 元 (yuan), literalmente “primero”, indica el primer mes; 宵 (Xiao) se refiere a la noche; y 節 (jié) significa festival. El Festival Yuanxiao es también la primera vez que la luna llena aparece en el nuevo año.  Este año el festival de los faroles chinos se celebra la noche del 11 de febrero. Los miembros de la familia se reúnen en un ambiente de alegría y comen yuanxiao, una pequeña bola de masa redonda, hecha de pegajosa harina de arroz glutinosa con diferentes rellenos.

Origen del festival de los faroles chinos

Cuenta la leyenda que una hermosa cigüeña vino a la Tierra desde el Cielo y fue asesinada por unos aldeanos. El Emperador de Jade (el gobernante del cielo según la mitología china) se enfadó muchísimo porque aquella cigüeña era su favorita. Preparó entonces como venganza una tormenta de fuego para destruir el pueblo, que tendría lugar en el decimoquinto día lunar.

La hija del Emperador de Jade, que simpatizaba con los aldeanos, les advirtió del plan de su padre. Los habitantes del pueblo estaban terriblemente asustados y se pusieron a buscar una manera de salvar su pueblo de su inminente destrucción.

Un sabio sugirió que cada familia colgara linternas rojas (faroles chinos) alrededor de sus casas, creara hogueras en las calles y tiraran petardos. Así parecería que el pueblo estuviera ardiendo y de ese modo lo cumplieron sus habitantes. Efectivamente, las tropas enviadas por el Emperador de Jade pensaron que el pueblo estaba en llamas, por lo que volvieron a informar al Emperador de que el pueblo ya estaba ardiendo. El Emperador de Jade, satisfecho al oír esas palabras, abortó su plan.

El festival de las linternas. Pingxi (平溪)Taiwan

Este festival de los faroles chinos es de una belleza especial. Cada año cobra más importancia a nivel mundial. Al inicio de cada edición del festival se suelta una linterna más grande (de unos 6 metros de altura) que da el pistoletazo de salida a la fiesta, antes de que el resto de asistentes pueda lanzar sus farolillos más pequeños. Previo al lanzamiento de los faroles chinos hacia el cielo, cada persona escribe en un papel su deseo para el nuevo año y, según la tradición, el hecho de dejarlo volar libremente facilitará que se cumpla. Sea así o no, el espectáculo de luz y el ambiente de todos los asistentes convierte la velada en un acontecimiento único e inolvidable. Se realiza un “lanzamiento” de linternas cada treinta minutos, por lo que da a todos la oportunidad de lanzar su propia linterna.

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada.